Páginas vistas en total

martes, 10 de noviembre de 2015

OCTAVIO CAMPOS OTOLEAS - BIOGRAFIA

OCTAVIO CAMPOS OTOLEAS
BIOGRAFÍA

Octavio Campos Otoleas nació el 18 de noviembre del año 1949 en la provincia de Chota, sus padres fueron don Antenor Campos Sánchez y doña Consuelo Otoleas Bustamante, ambos naturales de Chota, departamento de Cajamarca.  Octavio fue el mayor de cuatro hermanos. Llegó junto a sus padres a la hacienda Pomalca  a los tres años de edad y residió junto a su familia en la Calle Espinal, hoy Calle Túpac Amaru. Estudió los primeros años de  educación primaria en la Escuela Fiscalizada N° 744 de la Hacienda Pomalca. Desde muy temprana edad Octavio prestó servicios diversos en la hacienda Pomalca, trabajando primero como ayudante en la cuadrilla de Don Felipe Ascoy de la contrata Williams. Según archivos de la empresa Pomalca ingresó a laborar el 15 de abril de 1958 hasta el 20 de diciembre de 1959. En esta área de trabajo su labor consistía en  cargar  sobre la espalda cinco  ladrillos crudos  sostenidos por una manta de yute desde los tendales hasta el horno para su respectiva quema, la tarea consistía en el traslado de doscientos ladrillos.
Luego pasó al área de campo donde se dedicó a la recolección de gusanos (barrenos) parasitados y minadores de la caña de azúcar. Su tarea consistía en el recojo de ochenta gusanos para ser llevados al laboratorio de entomología, donde era recibido por el señor Elviro Celis Rosas.
Falleció a la temprana edad de doce años al ser impactado por una bala en la masacre ocurrida el veinte de enero del año mil novecientos sesenta y dos, en circunstancias que hacia su paso por la antigua estación del Ferrocarril de Pimentel ubicada en las cercanías de lo que hoy es actualmente la I.E. Sagrado Judas Tadeo.
Fue sepultado en el cementerio El Carmen de la ciudad de Chiclayo en la cripta donde también se encuentran los obreros caídos el mismo día en la masacre del veinte de enero. La cripta se encuentra ubicada a 25 metros de ingreso de la puerta principal

La trágica muerte de él, junto a otros obreros pomalqueños y una madre de familia consterno a toda la región lambayecana y en su memoria el sindicato de obreros de Pomalca solicitó que el colegio secundario que ellos habían exigido se creara, llevara su nombre.

Cabe mencionar que durante los primeros años de vida institucional de la Institución Educativa que lleva su nombre, la fecha de su onomástico era recordado con una romería al cementerio, según manifestación de sus hermanos de Octavio. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario