Páginas vistas en total

lunes, 27 de enero de 2014

LOS BUSCA PADRINOS
Tomadas y ampliadas de: Breve historia de Saltur: Alejandro Segura,  1998

Los regadores de los campos de caña del turno de noche , constantemente eran perseguidos por unos hombrecillos que vestían  su ternito color blanco y un gran sombrero. Estos pequeños eran muy traviesos. Cuando los regadores se encontraban alejados de sus cosas, estos se acercaban a ellas para esconderlas y luego los silbaban o los llamaban por sus nombres, los regadores pensando que era  alguno de sus  compañeros de trabajo acudían al llamado, y al no encontrar a nadie y ni a sus cosas, sentían mucho temor. Luego se escuchaba las carcajadas de niños. Estos eran los duendecillos traviesos. Los regadores nocturnos poco a poco se fueron acostumbrando a estas bromas de mal gusto y ya no les tenían miedo, si no al contrario les tenían lástima. Don Baltasar Santoyo  decía que estos eran   criaturas moras, por que habían muerto sin ser bautizados y sus almas recorren por las noches buscando agua bendita y padrinos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario