Páginas vistas en total

lunes, 27 de enero de 2014

EL CARBUNCO
                                              Tomadas y ampliadas de: Breve historia de Saltur: Alejandro Segura,  1998
Cuando Saltur aún tenía pocos pobladores y sus casas y calles   aún no tenían luz eléctrica, la gente evitaba salir en la oscuridad de la noche, especialmente en luna nueva, porque siempre se les aparecían cosas muy espantosas. Sin embargo algunas no lo eran tanto, como es el caso de un pequeño y extraño animal que tenía un poco de chancho y otro poco de añáz. Este raro animal era visto siempre recorriendo  las faldas del cerro; pero lo que más llamaba la atención de quienes lo encontraban, era la bola resplandeciente que llevaba en la frente. Muchos saltureños perseguían a este animal para atraparlo, porque estaban seguros que en la cabeza llevaba una bola de oro, pero nadie lograba atraparlo. Al poco tiempo descubrieron que cuando este extraño animal se cruzaba junto las cabras  u otro ganado, estos morían con una extraña enfermedad que los hacía babear. A pesar de los grandes esfuerzos, nunca  pudieron atraparlo. Entonces todos empezaron a pensar que  era el mismo Satanás encarnado en este animal. Otros   decían que este era el guardián de todos los tesoros enterrados en las huacas y que transformándose en cualquier otro ser, impedía de cualquier manera que los tesoros de la huaca fueran desenterrados

No hay comentarios:

Publicar un comentario