Páginas vistas en total

miércoles, 19 de septiembre de 2012



EL RESERVORIO BORÓ
Don Miguel Llontop Ballena, obrero nacido en Pomalca y residente de la zona de San Agustín junto a la rivera del río Reque, entre Ventarrón y las Tres Tomas, nos relata que hasta el año 1951  la hacienda Pomalca sembraba caña y arroz en pocas cantidades; esto se debía a la escasez del agua.  Al año siguiente, los hacendados inician la ampliación de un pequeño pozo llamado Boró, bajo la dirección del Ingeniero Boris de La Piedra. El lugar señalado para esta gran obra era un inmenso bosque de algarrobos que por el lado sur tenía como borde natural las faldas de los cerros Boró –Ventarrón. Para esta gran obra de ingeniería los hacendados compraron dos carrioles, estas eran unas grandes tolvas que en su parte inferior tenía un gran lampón, que al ser remolcados por las máquinas Caterpillar de orugas, sacaban gran cantidad de tierra y se llenaban. Luego eran llevados hacia el lado norte y este del cerro,  lugar donde iban a construir los bordes y allí vaciaban la tierra. Como estas dos máquinas resultaban insuficientes, compraron dos moto-traíllas  para acelerar el avance de la obra. Un año de trabajo duró aproximadamente esta gran obra.
En un inicio dos grandes acequias alimentaban este pozo. La acequia Los Perales era la mayor. Al corto tiempo de su inauguración el gran pozo se colmó de agua hasta la orilla del cerro. Don Miguel nos dice que era muy entretenido ver las olas  que se formaban y golpeaban  las orillas como si fuera el mar. El pozo era inmenso, y al poco tiempo hubo una gran abundancia de peces, por lo que fue arrendado a la familia Pisfil, quienes se dedicaban a la pesca.

Pomalca al convertirse en cooperativa no fue beneficiado por la reforma agraria  con la transferencia del pozo, y este pasó a formar parte  de la administración de EPSEL. Actualmente, el canal Pátapo y el Río Lambayeque son los afluentes de las dos lagunas Boró, conduciendo sus aguas en una longitud de 40 km. pasando por las Tomas Tabernas y Calupe hasta llegar a la Toma Santeño, la misma que a su vez se divide en dos corrientes hídricas una de ellas continúa siendo el Río Lambayeque hasta llegar al Partidor Chéscope y el otro Ramal es el Canal Santeño, en el mismo curso aguas abajo se llega a la Toma Bola de Oro, estructura principal de captación donde se realiza el reparto de agua para uso poblacional, industrial y agrícola.
A través de la estación de aforo Bola de Oro el agua es conducida a las lagunas Boró I y Boró II, recorriendo una longitud total de 5,255  m. de los cuales 1621  m. representan el canal alimentador, iniciando su recorrido  en la toma de reparto «Bola de Oro» siendo el caudal promedio de conducción de 1400 l/s. El agua cruda llega a las lagunas Boró por el Canal  “Las Mercedes”  las mismas que actúan como pre-Sedimentadores y como embalses de regulación en épocas de emergencia o estiaje.
La Laguna Boró I tiene una capacidad de almacenamiento de 500,000 m3/s., un espejo de agua de 19 hectáreas, periodo de retención de 8 días y cota de operación promedio de 49.30 metros sobre el nivel del Mar.
La Laguna Boró II cuenta con una capacidad de almacenamiento de 1´500,000 m3/s., un espejo de agua de 57 hectáreas, periodo de retención de 23 días, y cota de operación  promedio de 49.30 m.s.n.m.
Boró brinda un paisaje agradable al lugar y sirve de hábitat para  diversas especies de peces, moluscos y aves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario