Páginas vistas en total

sábado, 4 de julio de 2009

EL PRIMER EQUIPO MECANIZADO DE POMALCA


Una de las principales labores de campo de la Empresa Pomalca, es el recojo de caña y su traslado hacia la fábrica. Don Santiago Delgado Sánchez, fotógrafo y obrero que desempeño varias labores en el campo desde la época de la hacienda domiciliado en Saltur, nos relata que por el año 1944 esta labor era muy pesada y lenta, las cosechas se hacían con gente serrana, unos 70 se encargaban de cortarla y otros 30 de entre los mas robustos eran los cargueros, obreros de hombros callosos las sacaban desde los cuarteles y las llevaban hacia los coches del ferrocarril que se adentraban a los cuarteles a través de las líneas portátiles que una cuadrilla de fornidos obreros las armaban, su tarea era llenar 2 carros por día y una vez llenos de caña y bien puestas entre los barrotes, estos coches de hierro eran remolcados por una yunta de bueyes hacia la línea firme donde esperaba la locomotora para trasladarla hacia la fabrica.

Unos 60 carros bien cargados eran remolcados por el ferrocarril, eso si deberían estar bien puestas las cañas, ya que en ocasiones se volteaban al ser transportadas y los obreros responsables de este coche no recibían su pago; la dificultad que presentaba este trabajo era la altura del coche del ferrocarril y para cumplir con su tarea necesitaban de una escalera, esta pesado trabajo llegó a su fin el año 1953 con la llegada del primer equipo mecanizado de recojo de caña consistente en 8 tractores con 2 carretas cada una, 4 cargadores con arrumador y un winche con una gran pluma marca Thomson “Allis Chalmers” con poleas en la parte alta que era accionada por un equipo motorizao llamado “mula” el que a través de cables levantaba el montón de caña que previamente era amarrada con el cable, esta labor era realizada por dos

obreros con la ayuda de una mula, en el sentido literal, este si era un animal, que ayudaba a jalar una varilla llamada aguja que aseguraba el atado de cañas; cuando los cables accionados por la máquina llamada “mula” levantaban el atado de cañas, un obrero tenía que subir junto a esta para quitar la aguja que daba seguro y desatar las cañas que caían al coche del ferrocarril.
Este winche recibía las cañas de las carretas, que las transportaban desde los cuarteles. Unos 120 carros diarios de caña eran transportados hacia la fábrica de Pomalca.
Esta labor con el winche llega a su fin el año 1957, año en que llega la primera pala hidráulica norwest, los tractores de oruga para el arrume de la caña y en el año 1964 legan los trailers con carretones .desplazando a el ferrocarril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario